En la investigación de mercados online lo que se pretende es comprender el comportamiento de las personas con el fin de entenderlas mejor y poder llegar al insight motivacional.

Como la mayoría de las cosas, todo está en constante cambio y la “revolución tecnológica” que estamos viviendo, da una vuelta de tuerca a los anteriores planteamientos. Hoy en día, la diferenciación entre online y offline no tiene cabida ya que los cambios tecnológicos, como decíamos, nos llevan a cambios en la conducta y en la rutina.

Por razones como ésta, la ayuda que nos ofrece internet para conocer a nuestro target es muy valiosa. Como todos sabemos, pasamos gran parte de nuestro tiempo navegando por internet, bien sea desde un ordenador, una Tablet o un Smartphone; y en nuestra sociedad somos personas muy activas en este ámbito.

Este comportamiento adquirido nos vale para comprender mejor los hábitos y formas que tenemos de relacionarnos y en nuestro día a día. Pero no solo eso, sino que también, internet nos permite una mayor reducción de costes frente a la investigación tradicional. Además, da mucha mayor agilidad en el momento de realizar los cuestionarios y la distribución de los mismos entre el panel elegido, entre otras acciones.

Por otra parte, en la investigación de mercados online no todo van a ser bondades.  El papel del investigador en las entrevistas etnográficas ha perdido fuerza frente a las netnográficas; esto supone que en la toma de datos y  en la recogida de verbatim estamos dejando un poco de lado la parte de empatía con el entrevistado. Esa parte cualitativa en la cual el entrevistador interpreta la situación, el lenguaje corporal, etc. Se pospone en favor de los atributos de la investigación online.

Como mencionábamos anteriormente la ruptura entre online y offline  ya no tiene cabida, en este punto hay que mencionar que la aparición y difusión de las redes sociales arroja muchos datos que ayudan más a disolver esta distinción y acercar ambos mundo. Pero no por ello, debemos dejarlo de lado y no saber identificar los distintos momentos que  se pueden apreciar y observar.  Estas situaciones nos pueden dar una información muy útil sobre el segmento de población que estamos analizando con el fin de realizar una radiografía lo más exacta posible para poder detallar el perfil del target.

Lo ideal en este punto, como en gran parte de las situaciones, es encontrar el equilibrio y saber conjugar las fortalezas de cada ámbito, con el fin de acercarse lo más posible a las necesidades del público objetivo. La finalidad de toda esta investigación es tener bien definidos nuestro público para alinearlos con la estrategia y los objetivos de la empresa.

Todo este tipo de investigación no solo está reservada a las grandes marcas, ya que con las herramientas que tenemos en nuestras manos podremos llegar a definir de una manera bastante precisa y clara a nuestros consumidores, para al final realizar las acciones de marketing precisas, dándole un valor añadido y que todo ellos nos permita estar en su cabeza como referente.

Herramientas para la investigación de mercados online

Hay diferentes herramientas que se utilizan en la investigación de mercados online y muchas de ellas las podemos usar de forma gratuita. Debe quedar claro que las herramientas utilizadas siempre dependen de lo que estemos intentando averiguar, esto es, la técnica que estemos usando.

Así que, dependiendo de si estamos fijándonos en la observación del participante o en el análisis de las redes sociales, podremos utilizar diferentes herramientas para nuestros objetivos.

Algunas herramientas que nos proporciona Google nos pueden servir en este tipo de investigación, sobre el comportamiento de una persona en internet.

Google trends

Con esta herramienta podemos realizar un análisis sobre los temas de búsqueda que más relevantes hablando en términos de palabras clave. Además, entre sus funcionalidades, también nos permite hacer una segmentación por países y fechas.

Resulta interesante para saber las evoluciones de búsqueda y cómo se posicionan estos términos.

Existen, en cambio, otras herramientas centradas en las redes sociales que en general nos sirven para estar al tanto del “ruido” que se produce en las diferentes plataformas sociales:

Topsy

Herramienta de monitorización, válida para averiguar cuál es la opinión de las personas en redes sociales sobre un tema en concreto. A partir de esta monitorización podremos clasificar los comentarios de las personas para averiguar el sentimiento que hay hacia la marca o producto.

SocialMention

Al igual que la herramienta anterior, las funciones que realiza se centran en la búsqueda y análisis en los social media. En concreto Social Mention realiza un análisis más en profundidad que Topsy, lo ideal en este punto es combinar ambas opciones para tener una visión más completa de la investigación que se realiza.

Pero no debemos olvidar que el análisis en internet no sólo se limita a las redes sociales, sino a los ámbitos en los cuales las personas que estemos analizando tienen actividad, como por ejemplo los foros,  es un ámbito que muchas veces se suele olvidar y podemos aprender mucho de ellos al monitorizarlos.

Una de las muchas herramientas que existen para este tipo de monitorización en los foros es Boardreader.

Boardreader

Se trata de una herramienta muy completa, la cual permite no solo realizar búsquedas en foros sino que también realiza las búsquedas en comentarios de vídeos. Te permite definir un panel con los filtros oportunos y se pueden ver todos los resultados de un modo más gráfico en la búsqueda de tendencias, en la que además puedes jugar con los diferentes filtros.

Toda investigación debe realizarse bajo unos parámetros u objetivos claros para definir de una manera clara los límites, aunque en este punto no se debe ser excesivamente estricto, ya que por lo común en una entrevista etnográfica, dado que se realiza en un ámbito familiar para la persona, da pie a obtener información indirecta que nos puede ayudar a sacar otras líneas de investigación.

Con todo este escenario que tenemos delante de nosotros, el trabajo a llevar a cabo es saber encontrar los puntos positivos que tenemos en la investigación online y en la offline, que aunque no haya mayores diferencias, siempre podremos encontrar pequeños detalles que nos permitan tener una visión más global del estudio que estamos realizando.