Google AdWords

Google AdWords nace en Estados Unidos en el año 2000, y es la agencia de publicidad de Google. Podemos asegurar que la agencia más potente a nivel mundial es Google AdWords.

El principio básico de Google AdWords consiste en mostrar anuncios publicitarios textuales que correspondan a las palabras introducidas en la barra de búsqueda de Google.

Es un formato verdaderamente eficaz y se completa con una serie de herramientas que nos permite incrementar ventas.

Google pone a nuestra disposición soluciones publicitarias multicanal (anuncios de vídeo en YouTube, banners en webs, campañas de Google Shopping, remarketing…) a través de las cuales se puede llegar a más del 90% de los usuarios de internet a nivel mundial.

¿Cómo funcionan los anuncios de Google AdWords?

Tenemos que tener en cuanta 4 principios muy sencillos para entender cómo funciona la publicidad online de Google AdWords:

  1. Solo pagamos el tráfico que generamos a nuestra página web, es decir, la facturación está basada en el número de clics efectuados sobre nuestros anuncios. Esto es lo que conocemos como CPC (coste por clic).
  2. Competimos con aquellos negocios online que están posicionados con la misma palabra clave que nosotros en el motor de búsqueda.
  3. Controlamos el gasto en todo momento en función de nuestra estrategia. Podemos invertir lo que creamos conveniente, no existen mínimos ni máximos.
  4. Podemos reducir el presupuesto optimizando nuestros anuncios, ya que cuando más se adapten a las búsquedas de los usuarios, más alto será nuestro nivel de calidad (quality score). El CPC disminuye y el ROI aumenta.

Los 12 mandamientos de Google AdWords

A continuación, enumeramos 12 prácticas necesarias para que nuestras campañas SEM sean exitosas:

Definición de objetivos

Mediante Google Adwords podemos alcanzar objetivos concretos, tales como: aumentar la visibilidad de nuestro negocio, generar clientes potenciales e incrementar ventas.

El objetivo de cualquier empresa con presencia online es incrementar el volumen de ventas a través de su web corporativa.  Para incrementar dicho volumen, debemos actuar sobre 3 ejes claramente diferenciados:

  1. El tráfico: a medida que incrementamos las visitas, generamos un mayor volumen de compradores potenciales.
  2. El tícket medio: para un mismo número de compradores, aumenta el gasto y por lo tanto los ingresos.
  3. La tasa de conversión: mantener constante el número de visitas pero que estas se conviertan en clientes.

Generar campañas eficaces mediante la correcta elección de palabras clave

Gracias a la publicidad online en Google AdWords, estamos dando respuesta a un principio básico: ofrecer información a la búsqueda de un usuario relacionada con los productos y/o servicios a través del motor de búsqueda de Google.

El impacto de nuestra respuesta depende totalmente de la selección de las palabras clave adecuadas a través de las cuales nos posicionamos. Estas palabras clave tienen que corresponderse con los términos que utilizan nuestros clientes potenciales que hacen búsquedas relacionadas con nuestra actividad.

Si conseguimos realizar un estudio en profundidad y elegimos las palabras clave correctas, nuestra audiencia visualizará nuestras ofertas y por lo tanto, nuestras oportunidades de venta se verán incrementadas.

A continuación, enumeramos 5 pasos para la correcta elección de palabras clave:

  1. Crear una lista de palabras clave relacionadas con nuestra actividad. En este primer paso, es recomendable ponerse en la piel de los usuarios y analizar las keywords que utilizan nuestros competidores principales.
  2. Hacer una selección de palabras clave específicas para acercarnos a nuestro público objetivo.
  3. Seleccionar palabras clave generales para ampliar los clientes potenciales.
  4. Agrupar las palabras clave similares en grupos de anuncios.
  5. Elegir entre 10 y 20 palabras clave por grupos de anuncios. De esta forma, podremos aumentar las keywords utilizadas a medidas que vayamos optimizando las campañas.

Organización de la cuenta de Google AdWords en función de la estructura de la página web

Aproximadamente el 75% de los usuarios abandonan una página web en dos minutos si no encuentran lo que buscan.

Para que nuestra página web consiga convertir, tenemos que ser capaces de ofrecer a los usuarios una buena experiencia de navegación y facilitarles el acceso a los productos y/o servicios que buscan.

Este criterio tenemos que transportarlo a las campañas que creamos en Google AdWords ya que afecta directamente a la organización del catálogo.

Tenemos que recordar que una búsqueda es igual que un anuncio y a su vez es igual a 1 página de destino (url).

De forma concreta:

  1. Debemos crear anuncios que den respuesta a las necesidades de los usuarios.
  2. Las páginas de destino tienen que adecuarse al contenido de nuestros anuncios y a las palabras clave utilizadas.

Redacción de anuncios eficaces

Los usuarios que realizan búsquedas en Google, dedican una media de unos 8 segundos en leer los resultados de búsqueda, lo que hace que tengamos que distinguirnos de nuestros competidores principales a través de anuncios que generen clics y, como consecuencia, los usuarios lleguen a nuestra página web.

Si somos capaces de redactar una anuncio llamativo y convincente, podemos concretar con uno de los objetivos nombrados con anterioridad a través de una campaña de Google AdWords: generar tráfico de calidad e importante hacia nuestra página web rápidamente.

Los anuncios que redactemos son el primer contacto que hacemos con nuestros clientes potenciales, por lo que tenemos que prepararlos correctamente.

Para conseguir llegar a los usuarios, nuestros anuncios de texto tiene que ser atractivos, específicos y ofrecer oportunidades, es decir, precios competitivos, promociones, novedades, exclusividad, etc.

5 consejos para crear anuncios eficaces:

  1. Incluir la palabra clave que buscan los usuarios en el título del anuncio.
  2. Incluir un verbo que incite a realizar una acción (call-to-action). La simple presencia de un verbo aumenta de forma considerable el número de clics.
  3. Utilizar mayúsculas en las iniciales de las palabras importantes, ya que consiguen llamar la atención y por lo tanto un mayor impacto.
  4. Introducir puntuaciones. Las exclamaciones, por ejemplo, aportan dinamismo al texto.
  5. Utilizar las extensiones de anuncios para aportar información adicional sobre nuestra empresa o servicios.

La utilización de extensiones de anuncios generan entre un 10 y un 30% de clics adicionales.

 

Google AdWords Extensiones de anuncio

Extensiones de enlaces

 

Google AdWrods extensiones de llamada

Extensiones de llamada

Google AdWords Extensiones de ubicación

Extensiones de ubicación

Publicación de los anuncios en el lugar y momento adecuados

Gracias a Google AdWords, podemos integrar los hábitos de los usuarios, su perfil y sus intenciones de compra en nuestra estrategia de comunicación a través de la selección de palabras clave.

Tenemos que aplicar este principio apostando por anuncios geolocalizados que publicaremos en intervalos de horarios concretos.

Por otro lado, la segmentación geográfica se configura a través de unos cuantos clics y nos permite obtener unos resultados magníficos.

Después de crear nuestra campaña, debemos configurar los parámetros y modificar la zona geográfica que queremos incluir o excluir.

Google AdWords requiere que introduzcamos la zona donde queremos incluir o excluir (España por defecto) y nos ofrece una estimación aproximada de la audiencia de los anuncios dependiendo de la zona de publicación que hayamos escogido.

Podemos seleccionar un país, una región, una provincia, una ciudad o un radio de segmentación en kilómetros.

Además, podemos adaptar nuestro presupuesto y nuestra estrategia según la estacionalidad de nuestro sector de actuación.

A modo de consejo, tenemos que lanzar las campañas a nivel nacional sin segmentación geográfica. Posteriormente, analizaremos los resultados y definiremos la audiencia estableciendo calendarios de publicación de anuncios y segmentación geográfica.

Para maximizar nuestra rentabilidad, tenemos que analizar los resultados periódicamente.

Medición del ROI

Una de las ventajas principales de la publicidad online a través de Google AdWords es que nos permite determinar cuánto nos aporta cada euro invertido en una campaña con total exactitud.

El retorno de la inversión (ROI) es la relación entre lo que ganamos y lo que invertimos (ROI= Volumen de ventas/Gastos).

Cuando el ROI es positivo, podemos abordar el presupuesto desde una perspectiva diferente, es decir, ya no se trata de cuánto podemos invertir sino de lo que queremos invertir.

Si analizamos las campañas podemos calcular de forma precisa cómo maximizar nuestro margen comercial y qué optimizaciones debemos poner en marcha para llegar a alcanzar mejores resultados.

¿Qué elementos influyen en el ROI?

  1. La tasa de clics: tenemos que optimizar el contenido de nuestros anuncios.
  2. La tasa de conversión: optimizar nuestras landing pages y los procesos de compra.
  3. El tícket medio: modificaremos las ofertas y precios para incitar a los potenciales compradores a realizar más pedidos.
  4. El coste por clic: optimización de las pujas para posicionarnos sólo en las palabras clave que más nos aportan.
  5. El nivel de calidad o quality score: mejora la relación entra la palabra clave que compramos, el anuncio y la página de destino. Si el quality score es bueno, tendremos una mejor tasa de clics, un menor coste por clic y un ROI más elevado.

El quality score es una nota de 1 a 10 que asigna Google para valorar las calidad de respuesta aportada a una búsqueda.

Medir el ROI periódicamente es imprescindible, ya que el coste por clic va evolucionando a través de un sistema de pujas, por lo que las campañas que no obtienen buenos resultados un día, puede resultar si ser rentables en el futuro.

Google AdWords

Comparar los resultados de los anuncios

Google AdWords nos permite identificar y reforzar los puntos fuertes que nos distinguen de nuestros principales competidores.

Si comparamos los resultados de 3 anuncios diferentes, publicándolos en un periodo de tiempo específico, podemos identificar con facilidad cuáles son los que reciben un mayor número de clics y de pedidos.

De ser así, Google nos recompensa si mantenemos únicamente los mejores anuncios, aumentando tanto nuestra tasa de clics, como la valoración de calidad y disminuyendo el coste por clic.

Tenemos la opción de “Alternar en forma equitativa los anuncios” para comparar nuestros anuncios y obtener resultados significativos. De esta forma, cada anuncio registra una tasa de impresiones y el análisis posterior de datos será más fiable.

Optimización de la página web de nuestra empresa

La clave del éxito de nuestros negocios es observar el comportamiento de los clientes. Saber interpretar tanto los datos obtenidos de Google AdWords como de Google Analytics se traduce en proporcionar a los clientes potenciales lo que buscan.

Lo que nos permite estos datos es realizar cambios rápidamente: probar nuevos contenidos, nuevas imágenes, destacar elementos importantes tales como métodos de envío, de pago, etc.

Tenemos que realizar pruebas manteniendo los anuncios que realmente funcionen y tener una página web adaptada para móviles, ya que no podemos olvidar que muchos usuarios llegan a nuestra página a través de móviles o tablets.

Es importante que tengamos conectadas las cuentas de Google Analytics y Google AdWords.

Rentabilizar la inversión encontrando la mejor posición para nuestros anuncios.

En la parte superior de los resultados de búsqueda, Google AdWords propone 4 resultados de pago. Los usuarios, cuando buscan un producto o servicio determinado, realizar la búsqueda varias veces, haciendo clic en varios enlaces y visitando hasta 4 webs antes de tomar la decisión de compra.

Tenemos que ser conscientes de que si nuestro anuncio está en segunda o tercera posición, la probabilidad de que los usuarios hagan clic sigue siendo elevada. Por lo tanto,  cabe preguntarse, ¿por qué pagar más para obtener la primera posición si tanto el tráfico como la conversión es similar?

Como respuesta, debemos ajustar las pujas de nuestros anuncios para alcanzar la posición que nos aporta una mejor relación entre los resultados y el coste por clic.

Centrarse en alcanzar la primera posición muchas veces no resulta rentable, ya que el coste por clic es más elevado que el de las siguientes posiciones, cuyos resultado suele ser idénticos. Los que buscamos es maximizar el ROI.

Utilizar Google Shopping para maximizar las ventas

Podemos duplicar la visibilidad de nuestros anuncios promocionando nuestros productos a través de las campañas de Google Shopping.

Para llevar a cabo este tipo de campañas, tenemos que configurar el feed de productos en Google Merchant Center, a través del que se establecerá una relación con las campañas de Google AdWords.

Google Shopping nos da la posibilidad de publicar todo el catálogo (imágenes, precios, descripciones de productos) en el motor de búsqueda.

 

Google AdWords Shopping

Google Shopping

 

Como podemos ver en el ejemplo, el impacto visual de las campañas de Google Shopping es verdaderamente fuerte: un producto concreto, una imagen atractiva y un precio adecuado son sinónimo de incremento de ventas.

Google Shopping se gestiona desde Google AdWords, a través del que podemos realizar optimizaciones muy precisas, como excluir productos o ajustar las pujas para aquellas categorías que mejor funcionan.

Nuestras posibilidades de aparecer en Google Shopping aumenta si cumplimos con los requisitos de marca, stock, denominación de productos y asociación de categorías.

Remarketing para la fidelización de clientes y refuerzo de la marca.

Muchas veces, después de visitar una página web determinada, encontramos las ofertas que hemos consultado en forma de banners publicitarios en otras páginas web. Esto es lo que conocemos como remarketing, una técnica que ha sido muy desarrollada por Google en los últimos años.

¿En qué consiste el proceso de remarketing?

Por ejemplo, un usuario añade productos en la cesta de una tienda online peno no finalizar el proceso de compra. Gracias a los cookies, este usuario es identificado e incluido en un lista de usuarios que abandonan dicha página.

Es entonces cuando el anunciante vuelve a impactar al usuarios a través de un banner cuando éste se encuentra navegando en alguna página web asociada. El usuario hace clic en este anuncio y vuelve a la tienda online para finalizar el proceso de compra.

Lo que nos permite el remarketing es permanecer en la mente de los consumidores potenciales durante un proceso de compra que puede alargarse durante semanas e incluso meses.

La calidad del tráfico aumenta y por lo tanto, la tasa de conversión se ve afectada positivamente.

Potenciar la visibilidad a través de los banners

El objetivo principal de Google AdWords es potenciar las ventas online. Pero hay muchas páginas web que lo que quieren es incrementar su visibilidad e imagen de marca. Podemos promover nuestros anuncios mediante banners publicitarios en otras páginas web (la Red Display de Google).

Esta Red de Display de Google alcanza hasta el 90% de los internautas de todo el mundo gracias a los millones de páginas web que tiene asociadas, a webs propiedad de Google, como por ejemplo Gmail o YouTube y a páginas de noticias.

A través de los banners buscamos grabar nuestra marca en la mente de los consumidores. Los banners son semejantes a las herramientas de comunicación tradicional (publicidad de prensa, carteles, etc.).

Si comparamos el coste para llegar a los usuarios de los medios tradicionales con el coste de la Red de Display de Google, este último es unas 30 veces inferior.