Descubre cómo diseñar una buena campaña de marketing digital que te ayude a alcanzar los objetivos y metas de tu empresa y negocio.

El marketing digital se ha venido revelando en los últimos años como una herramienta fundamental en el mundo de las empresas de marketing.

La aparición de canales como las redes sociales, potenciales motivadoras de publicidad viral; la posibilidad de llegar a un amplio número de personas con una inversión inicial más baja que en otros medios, la imagen fresca y actual que este tipo de marketing tiene entre un target potencial tan importante como el de los jóvenes consumidores y, sobre todo, el hecho de que la Red elimina cualquier tipo de limitación espacial a la hora de promocionar el producto, son algunos de los aspectos que explican este furor. Sin embargo, no significa, ni mucho menos, que el marketing digital sea algo sencillo de comprender y dominar, por lo que habrá que recurrir a una agencia social media para conseguir unos rendimientos acordes con lo esperado.

Existen, pese a todo, una serie de condiciones básicas que debe de seguir cualquier buena campaña de marketing digital, utilizadas frecuentemente por cualquier agencia de marketing y que, por lo tanto, resultan de gran interés conocer por parte del responsable de una empresa.

Lo primero que debes hacer, algo de lo más frecuente en cualquier campaña de marketing, es definir la imagen de tu empresa. Selecciona bien a qué tipo de personas quieres dirigirte, cuáles son tus nichos de mercado más atractivos y orienta todas tus acciones en esa dirección. Sobre todo, no te dejes llevar por las modas del mercado. Los hipsters de hoy son unos grandes consumidores, pero quizás no estén preparados o no sean los potenciales clientes ideales de tu producto. O, a lo mejor, dentro de unos meses surge una alternativa más adecuada. Sé tú mismo y crea tu propia marca. Una consultoría de marketing de ayudará en este sentido y, en general, en todos los pasos

En cuanto al lanzamiento de un producto, el e-mail marketing puede ser una buena opción, igual que la publicidad generada a través de sms. En ambos casos debes de estudiar cuidadosamente tu libreta de direcciones y apuntar únicamente a aquellas personas que puedan estar interesadas en adquirir tu producto o (tan importante como lo anterior) que puedan realizar una labor de marketing viral sobre sus otros contactos.

Por otra parte tenemos el marketing de servicios, que incide en la fidelización del cliente a través de la construcción de relaciones duraderas. La idea consiste en convertirse en el proveedor de servicios de confianza, un poco al modo en que sucedía hace no muchos años con las tiendas “de toda la vida”. Hay que entender que siempre es más cómodo y económico mantener un cliente actual que hacer posteriormente uno nuevo, por lo que nuestras estrategias de marketing de servicios deben de ir en esa dirección. Identificar a los mejores clientes y prestarles servicios especiales mediante campañas de publicidad personalizadas; incentivarles a la adquisición de otros productos en el momento de la compra o utilizar múltiples canales de comunicación para llegar al cliente son las grandes claves.

Aquí las redes sociales constituyen otro elemento fundamental. Tendrás que velar por estar presente en las redes sociales más conocidas (como Twitter o Facebook) y a la vez centrarte de una forma más específica en aquellas que resultan de especial interés por su relación con tus productos (Pinterest o Flickr, en el caso de productos fotográficos, por ejemplo). Los mensajes personalizados serán, de nuevo, una buena arma fidelizadora de servicio.

Mantener actualizado tu blog y web con contenido de calidad posicionará bien tu empresa en los buscadores más importantes. En este caso, la labor de los escritores freelance profesionales con conocimientos de SEO será tu mejor ayuda para conseguir los mejores resultados.