Qué es el Marketing Social

Los seres humanos necesitamos comunicarnos y vivir en sociedad. Una sociedad que no es ajena a como nos comportamos en ella. Nos estamos refiriendo a que a lo largo de la historia en la evolución de las sociedades hay aspectos que en estos momentos se cuidan más.

En este sentido hablamos del llamado marketing social. Este es un tipo de marketing que plantea dos tipos de objetivos por un lado están los deseos que buscan los consumidores a corto plazo mientras que por otro lado se valora el  bien estar a un plazo medio largo.

Bajo esta óptica hay que tener en consideración no solo los dos pilares anteriores que hemos comentado sino que también hay que valorar la utilidad para la empresa. Así en esta triada contaremos con el interés de la sociedad, el deseo de los consumidores y por último el servicio que este tipo de marketing aporta a las empresas.

Este tipo de marketing  social es producto de una evolución del concepto de marketing que se pude considerar desde este punto de vista un poco obsoleto, ya que la transformación tanto tecnológica como de percepción nos permite valorar nuevos modelos de marketing en los que se engloben las necesidades de todos los actores. Frente a los objetivos cortoplacistas que se planteaban anteriormente en las empresas, existen actualmente otro tipo de metas fijadas a medio y largo plazo.

El marketing social en desarrollo continuo

En este sentido el este marketing está desarrollándose día a día. Existe un tipo diferente de pensamiento al que antes se tenía; la sociedad se mueve de una forma pendular desde un origen; en el cual el marketing no tiene un impacto positivo en la sociedad hacia el destino en el que el marketing social ya es aceptado de una manera más consecuente.

Este cambio de perspectiva viene impulsado en gran parte por la conducta de la sociedad hacia un bienestar que no choque con otros valores que se vienen desarrollando en las personas. Un giro de tuerca  que no se basa tanto en la individualidad como en la comunidad.

Este  cambio en el comportamiento de la sociedad es adoptado por la marcas  en las diferentes estrategias que plantean para conquistar al consumidor de una forma en que él se sienta identificado. Se puede apreciar de unos años hasta ahora la tendencia que se está cuajando hacia todo lo eco, desde el desarrollo de productos bio a diferentes formas que buscan más una cultura de la salud en todos sus ámbitos frente a otras posturas que no se apoyan en estos pilares.

En este sentido el marketing social busca la mejora en diferentes puntos, en un primer estadio identificando las necesidades o problemáticas que están sucediendo en este momento hasta la segmentación de diferentes grupos que demandan una solución frente a este tipo de necesidades.

Contando con lo que el marketing social significa y cuáles son  sus líneas de actuación, es importante a la hora de plantear estrategias para este tipo de marketing la ayuda de consultorías para potenciar los  puntos fuertes de la estrategia buscando de esta manera una diferenciación frente a las otras marcas, de una manera ordenada y coherente. Con el fin de cambiar el cambiar el comportamiento que se tiene por otro más aceptable para la sociedad.

Cómo se puede ver este tipo de marketing no se circunscribe solamente a marcas de consumo sino que sus tareas se extienden desde organizaciones hasta gobiernos. Es un proceso continuo en donde el valor se encuentra en el producto social el cual responde a un cierto tipo de demanda. Por lo tanto, este tipo de marketing no busca vender sino una transformación más profunda.