Realizar pruebas A/B en email marketing es un paso previo y fundamental que puede hacer que las campañas lanzadas por email a tus clientes, usuarios, suscriptores… logren el éxito deseado.

¿Cómo realizar pruebas A/B en email marketing de forma exitosa?

No podemos olvidar que el email marketing sigue siendo una de las herramientas de marketing directo más utilizada.

Sobre los beneficios del email marketing para una empresa o negocio, así como los tipos de campañas por correo electrónico que se pueden realizar utilizando el correo electrónico como medio para llegar a clientes y usuarios hemos hablado con anterioridad en este blog.

Lograr que la campaña sea efectiva requiere del desarrollo de una estrategia de email marketing planificada en consonancia con los objetivos de negocio de la empresa.

Si quieres saber qué errores no se deben cometer o cuáles son los pasos para desarrollar una estrategia de email marketing óptima entra en el enlace.

Errores comunes al hacer pruebas A/B en Email Marketing (y su solución)

Algunos de los errores más habituales a la hora de hacer pruebas A/B en email marketing son los siguientes. Naturalmente, obviamos uno de los mayores errores: no hacer pruebas A/B antes de lanzar una campaña de email marketing.

‼️ No generar una hipótesis clara: ésta está basada en vaguedades o generalidades.

✔️ Solución: Plantea una hipótesis específica y que pueda ser probada.

‼️ No llevar un registro de las pruebas A/B realizadas, con datos que permitan analizar los resultados y permitan sacar conclusiones.

✔️ Solución: Anota por escrito las hipótesis que vayas testando. Por ejemplo: Si yo cambio la ubicación del botón CTA de la izquierda a la derecha, entonces obtendré mayores leads en la conversión.

‼️ La prueba tiene varias variables y objetivos al mismo tiempo. Ello supone mayor dificultad para valorar la validez de los resultados obtenidos.

✔️ Solución: Crea dos versiones idénticas de email en la que la diferencia sea sólo un elemento, el que vayas a testar en cada versión y prueba.

‼️ La prueba A/B se ha realizado con una muestra pequeña de usuarios por lo que los resultados carecen de valor estadístico. Igualmente puede suceder que la prueba A/B se haya realizado con una muestra demasiado grande de usuarios.

✔️ Solución: Se debe establecer adecuadamente el tamaño de los grupos de prueba. Este tipo de pruebas requiere hacer un envío al grupo mínimo de la lista necesario para obtener resultados estadísticamente importantes.

Hay que tener en cuenta que, a menor número de emails en la lista, mayor será la proporción de la lista necesario para realizar pruebas A/B y obtener resultados que realmente aporten valor a la prueba.

En este enlace tienes una calculadora que te permitirá determinar cuál es el tamaño de la muestra que necesitas para realizar tus pruebas A/B de email marketing.

Calculadora para saber el tamaño mínimo de una muestra

‼️ El criterio escogido para determinar el éxito de una prueba A/B no es congruente. Por ejemplo: OR para elementos visuales.

✔️ Solución: Determina adecuadamente qué es el éxito en la prueba.

OR: asunto y nombre del emisario decide sobre la apertura de los emails.

CTR: los clics están más relacionados con el contenido del email.

‼️ Las pruebas A/B de email marketing se realizan en periodos de tiempo poco adecuados, como por ejemplo Navidad o puentes.

✔️ Solución: Envía las pruebas de email marketing en diferentes momentos del año y analiza su efecto y repercusión.

 

Infografía Cómo hacer una prueba A/B de email marketing con éxito

Infografía Pruebas A/B en email marketing

¿Qué elementos pueden testarse en una prueba A/B de email marketing?

Hemos visto que uno de los errores más habituales a la hora de hacer una prueba A/B de email marketing se haya en la fijación de variables a testar.

Debe tratarse de uno cada vez, pero ¿qué elementos podemos testar?

✔️ El asunto del email. En este enlace desvelamos cómo redactar un título de email perfecto.

✔️ El nombre del emisor del email

✔️ El tamaño del texto: la extensión del cuerpo del email

✔️ El lugar y forma de los botones CTA (palabras, colores, tamaños)

✔️ La plantilla del email: la estructura visual de ésta

✔️ Los gráficos e imágenes (ubicación, propósito, contenido y cantidad)

✔️ Los titulares y cuerpos de la descripción de los productos o servicios presentados

✔️ El modo de presentación del precio en productos /servicios y ofertas promocionales.

Estos elementos pueden influir considerablemente en el ratio de apertura de un email y en los clics que el usuario hace en un enlace.