logo
Edificio CEEI
Parque Tecnológico de Asturias
33428 Llanera
Principado de Asturias - Spain
+34 985 980 098
info@mglobalmarketing.es

Síguenos

Blog
Apuntes de Marketing Razonable.
Un lugar en la mente del consumidor

Posicionamiento de marca: Un lugar en la mente del consumidor

¡Comparte!

Nuestra estrategia de posicionamiento de marca debe responder a un análisis en profundidad de nuestro producto, de nuestros competidores, de nuestras fortalezas y nuestras debilidades. A partir de él definiremos unos objetivos realistas.

Nuestra marca no va a ser muy diferente a las demás. Tendremos unos costes similares, utilizaremos canales de distribución parecidos a los de la competencia y conseguir que nuestro mensaje sea oído, percibido, captado y recordado no será tarea fácil.

Por ello, para tener éxito y conseguir una posición óptima deberemos:

1.- Conseguir destacar esos matices que nos puede diferenciar de los demás.

2.- Trasladarlos a los potenciales clientes con transparencia, optimismo y simplicidad.

3.- Conseguir interactuar con nuestros clientes, mantener una relación de confianza que permita conseguir la mayor fidelidad posible. Resulta mucho más fácil y ventajoso mantener un cliente que conseguir uno nuevo, ¿entonces por qué muchas veces actuamos contrariamente? En unos casos será a través de las relaciones personales directas o aprovechando las oportunidades que nos ofrecen las redes sociales.

 

Posiciona tu marca frente a las demás

El objetivo principal de una marca es posicionarse como la número uno en su categoría. Que apuesten por ella y la elijan antes que a cualquiera de la competencia. Para eso es necesario el posicionamiento de marca en la mente del consumidor. Solo con visión y perspectiva se podrá cautivar la mente de nuestros potenciales clientes.

La marca mejor posicionada suele asociarse directamente con el producto o servicio genérico que comercializa, restándole así notoriedad a sus competidoras. Para evitar que la competencia ocupe nuestro lugar mediante una nueva idea, matizaremos y reconduciremos nuestra marca en el momento en que comience a perder peso, renovando nuestra imagen para asegurarle mayor presencia en el futuro.

 

Posiciona tu marca en la mente de tu Target

Para posicionar nuestra marca en la mente del consumidor debemos ser selectivos y elegir el segmento al que queremos dirigirnos y que será potencial cliente de nuestra marca. Para cada segmento de mercado no se utilizarán los mismos medios ni estrategias a la hora de llamar su atención. Así, cuanto más definido sea nuestro público objetivo, más fácil resultará establecer una efectiva estrategia de comunicación.

Idea: Ha de suscitar emociones en el consumidor

Es aconsejable ser realistas. Lo nuevo puede resultar muy atractivo, pero puede no tener éxito si la marca va ligada a algo demasiado alejado de a lo que la mente del consumidor está acostumbrada. La mente se aferra a lo que ya conoce y un cambio drástico puede no penetrar en ella.

Nombre: Fácil de recordar y sobre todo de pronunciar

Los nombres cortos y sonoros con fuerza son más fáciles de retenerlos en la memoria. No han de ser largos ni de contener implícitos el nombre genérico del producto principal de la marca.

No suelen favorecer tampoco los segundos nombres que se forman añadiéndole al principal una segunda palabra, indicador de una segunda versión del producto. Debemos ser originales para tener mayores posibilidades.

Imagen: Nos han de identificar sin fallo

La marca que creamos y queremos dar a conocer requiere de elementos visuales que la representen y sean propios, sin dar pie a semejanzas con otras marcas que creen ideas difusas en el consumidor.

La mente humana tiene una alta capacidad para recordar y reconocer marcas y elementos a través de los colores y las formas. No se trata tanto de contar con un logotipo demasiado elaborado o con una gran variedad de colores, sino de ser lo suficientemente intuitivo para asociarlo con algo que permita recordarlo.

Es muy importante el desarrollo de marca o Branding para conseguir la exclusividad y autenticidad que permitan diferenciarnos de la competencia. Ser diferentesno conseguiremos esa posición que esperamos asentar en la mente de nuestro público objetivo.

No debemos tener una imagen similar a la de otra marca con la que se nos podría confundir. Tampoco debemos llevar a confusión a los consumidores, recogiendo bajo nuestra marca productos o servicios que le resten peso al principal, con el que se nos dio a conocer y el que nos dio un lugar en el mercado.

Mensaje: Directo y atractivo

Ser precisos es algo imprescindible dada la sobrecomunicación dada en la sociedad de hoy en día. El mensaje que queremos transmitir necesita ser claro y directo, así como el nombre de la marca con el que queremos que se nos conozca y la imagen corporativa con la que se nos identificará.

Además, es importante que el mensaje haga una llamada a la acción o resuene en la mente del consumidor, generando el interés hacia la marca. Si no conseguimos decir lo que somos o aquello que nuestro producto o servicio representa en unas pocas palabras y de una forma atractiva, no lograremos posicionarnos como nos gustaría.

Tu cultura es tu marca

 

 

Planifica las acciones que ayudarán al posicionamiento de tu marca

Para destacar solo existe una oportunidad. Es muy difícil reconducir las acciones contrarias a lo que habría supuesto el éxito. Es importante emprender las acciones adecuadas relacionadas con el posicionamiento de marca, además de elegir el momento idóneo para llevarlas a cabo.

Las mejores ideas no siempre triunfan si no se tiene en cuenta el momento, el medio y la forma en que se deciden comunicar.

Una vez hemos conseguido para nuestra marca ese lugar en la mente del consumidor, habremos conseguido al mismo tiempo su confianza. Pero esto no es suficiente, debemos seguir alimentándola para conservarla.

Acciones como las de promoción, acordes a nuestra estrategia corporativa, no son solo necesarias en la fase de introducción de nuestros productos o servicios, sino que han de acompañarlos también en las siguientes etapas de su ciclo de vida.

Así evitaremos perder nuestra esencia corporativa, la imagen que la mente atrapa y le permite recordarnos. Si por el contrario, eliminamos eso con lo que se nos recuerda, facilitaremos que el consumidor se olvide de quiénes somos.

Los privilegios que posee la marca número uno en su categoría le permiten ganar distancia respecto a las que se encuentran por debajo. Sin embargo, ni esa posición ni esa distancia serán perpetuas.

Tu marca necesitará, desde el momento de su creación, del apoyo y refuerzo de acciones que la realcen y la hagan evolucionar, crecer y mantener su posición en la mente del consumidor.

Puedes ponerte en contacto con nosotros y te ayudaremos a trazar la estrategia que mejor se adapte a ti y a tu marca, mejorando su posicionamiento.

No Comments

Deja un comentario

¿Te gustaría colaborar en nuestro blog de Marketing Razonable?