Blog
Apuntes de Marketing Razonable.
Las variables del Marketing Mix a considerar en tu estrategia

Las P’s del Marketing Mix

¡Comparte!

Las P’s del marketing mix son las variables más relevantes cuyo análisis permite estudiar el propio funcionamiento, las metas y los objetivos de las empresas.

El resultado de este análisis o las conclusiones principales que derivan de él son cruciales a la hora de plantear nuevas acciones o estrategias y de cumplir los objetivos.

E. J. McCarthy definió en la década de 1960 el marketing mix y sus variables. Consideró cuatro fundamentales: Precio, Producto, lugar o distribución (Place) y Promoción. Estas variables se dieron a conocer bajo las 4 P’s del marketing dado que la letra inicial de cada una de ellas en inglés es la «P».

Todas estas variables se deben adaptar a la estrategia que establezca la empresa para facilitar el cumplimiento de sus objetivos.

Las 4 P’s del Marketing Mix

1. Precio

Cuánto está dispuesto a pagar el consumidor por el producto. El precio determina el nivel de competitividad de la empresa en el mercado y es una variable de diferenciación a partir de la cual se encasilla al producto.

Si lo que se pretende es ofrecer el menor precio posible y ser muy competitivo se deberán optimizar y reducir los costes al máximo posible para mantener cierto margen de beneficio. Si, por el contrario, lo que se busca es diferenciar al producto por su calidad y sofisticación o superioridad con respecto a lo que oferta la competencia, se fijarán precios altos que proporcionarán también un alto margen de beneficio para la empresa.

Es importante conocer los precios que maneja sector al que la empresa pertenece y que el consumidor está dispuesto a pagar. Un precio demasiado reducido puede no proporcionar a la empresa el margen de beneficio necesario para sobrevivir y un precio excesivo puede ser el motivo de no generar la cifra de ventas mínima para seguir adelante.

2. Producto

Se diseña y crea para la satisfacción de una necesidad del consumidor. El producto puede ser tangible o intangible, en el caso de los servicios. No solo se ha de tener en cuenta el producto en sí mismo, sino también aquello que indirectamente va ligado a él y ofrece un valor añadido para el consumidor, como la garantía, la atención al cliente y el servicio técnico.

Es importante conocer el ciclo de vida del producto o determinarlo mediante una aproximación. Así, se podrán fijar las acciones adecuadas para cada fase del ciclo y aprovechar al máximo el potencial del producto mientras sea rentable.

Debemos pensar el producto desde la mente de los individuos que componen el segmento al que irá dirigido. La necesidad que cubrirá en ellos, de qué forma lo hará, qué características se esperan para el producto y qué elemento o rasgo buscan y que no posee la competencia.

3. Lugar (Place) o distribución

Proceso compuesto por las fases y los canales por los que atraviesa el producto antes de alcanzar al consumidor. Comienza con su producción y finaliza con su transporte, pasando entre medias por su almacenaje si es necesario.

Se debe tener en cuenta el emplazamiento para la producción, de tal forma que sea fácil y lo menos costoso posible comunicarla con el consumidor. Es decir, el lugar donde la empresa produzca ha de ser el adecuado para poder ofrecerle el producto al consumidor en el menor tiempo posible y con el menor coste adicional.

Además, los distintos canales empleados para la distribución han de estar perfectamente interconectados para una óptima coordinación y gestión que agilicen la puesta del producto a disposición del consumidor.

Se valorará también qué tipo de tiendas o emplazamientos son más convenientes para comercializar el producto. En algunos casos una tienda física es la opción más rentable, en algunos lo es la tienda online y, en otros, una combinación entre ambas.

4. Promoción

Todas las acciones que tienen como objetivo incrementar el alcance del producto, consiguiendo un mayor número de ventas y aumentando los ingresos de la empresa, mediante la comunicación. Organización de las ventas, acciones de relaciones públicas y publicidad.

La publicidad engloba a todas las acciones que permiten dar a conocer un producto. Aunque sí algunas, no todas suponen un alto coste para la empresa.

El boca a boca es una forma de publicidad por la que la empresa no paga. Las opiniones a cerca de un producto provenientes de quienes ya lo han probado pueden influenciar a otros consumidores y motivarlos a que ellos también lo prueben.

No obstante, es cierto que el boca a boca puede llegar a suponer un coste para la empresa si la publicidad que se genera es negativa.

Personas: una nueva variable del Marketing Mix

Una nueva P añadida a las 4 iniciales del marketing mix. Relativa a las personas y a la influencia que ellas tienen en los procesos de compra. Detrás de una venta, una compra, una queja o una recomendación se encuentra una persona.

Sin personas no habría empresas, relaciones humanas, ni necesidades. Sin personas no existiría la vida tal y como la conocemos, de ahí la importancia de saber valorarlas.

 

Nuevas P’s del Marketing Digital

Personalización

Adaptar las 4P’s del Marketing Mix de una forma individualizada y segmentar de forma más precisa. Ofrecer el producto más acertado, al precio más asequible, con la distribución más eficaz y la promoción más efectiva para cada consumidor según su perfil y preferencias.

No todos los consumidores son iguales, ni todas las necesidades se puedes satisfacer del mismo modo para todo el público. Por eso las empresas necesitan personalizar lo que ofrecen y las variables que en ello intervienen.

Participación

Los usuarios buscan una experiencia de compra en la que se sientan parte de la marca. De esta manera, las empresas tienen la oportunidad de generar un valor añadido que las acerca a sus clientes y les permite fidelizarlos.

Además de fidelizar clientes, las experiencias serán difundidas por el consumidor, quien ya se siente parte de la marca.

Mediante las redes sociales existe la posibilidad también de llamar a la acción a los usuarios para que aporten ideas y propuestas, ofrecer descuentos individuales, difundir mensajes que transmitan empatía y complicidad con las personas. Son una buena herramienta para humanizar tu marca.

Peer to peer

En las opiniones de experiencias reales reside la clave para mejorar un producto.

Los consumidores actuales confían más en las valoraciones de otras personas a cerca de un producto que en la publicidad tradicional. Por eso es muy útil y necesario escuchar a nuestros clientes y conocer qué piensan sobre nosotros.

Predicciones modeladas

Recurrir a herramientas que permitan la medición de resultados y que ofrezcan recopilaciones de datos e informes personalizables puede ayudar a reconducir las estrategias de la empresa.

Cuanta más información se posea sobre los consumidores y sus comportamientos, se podrán efectuar mejores predicciones.

 

Marketing mix sostenible: personas, planeta, beneficio (profit)

Otras variables a tener en cuenta para definir una estrategia de marketing mix son el planeta y los beneficios empresariales, además de las personas previamente mencionadas.

Sin personas no habría vida y sin planeta tampoco. Es importante concienciar a las empresas de la responsabilidad que recae sobre ellas a la hora de diseñar, producir y distribuir su producto.

Un consumo y producción eficientes y sostenibles reducen los efectos negativos sobre el medio ambiente, aspecto que muchos consumidores tienen en cuenta a la hora de elegir un producto.

Por último, el beneficio empresarial no ha de limitarse a lo económico, sino también poner en práctica la ética empresarial y valorar el beneficio colectivo.

Si ganamos todos, el beneficio será mayor que si gana uno solo.

 

Las 4C’s del Marketing: complementa tu estrategia de marketing mix

Todas las variables deben ser coherentes con los principios y valores de la empresa y complementarse con las 4 C’s del marketing: consumidor, comunicación, conveniencia y coste.

Sobre las 4C’s:

  • Es importante tener en cuenta al consumidor y conocer su forma de pensar para acertar con las decisiones aplicables a cada variable.
  • Saber comunicar el mensaje con precisión y encontrar para ello la forma más efectiva nos permitirá alcanzar una mayor audiencia.
  • Crear un proceso de compra simple, fácil y de tiempo reducido motivará al consumidor a comprar de forma recurrente.
  • Los costes sujetos al producto han der ser los menos posibles, pues son impedimentos para que el consumidor termine efectuando la compra.

 

A la hora de desarrollar una estrategia de marketing para tu empresa necesitarás definir las principales variables del marketing mix: precio, producto, plaza o lugar y promoción, además de personas y otras variables mencionadas en este artículo. Además deberás hacerlo de una forma coherente y compatible, sin olvidarte de las 4 C’s.

¿Necesitas asesoramiento para definir la estrategia de Marketing Mix de tu empresa? No dudes en contactarnos.

 

No Comments

Deja un comentario

¿Te gustaría colaborar en nuestro blog de Marketing Razonable?