¡Comparte!

El funnel de conversión o embudo de conversión, es una herramienta del Marketing Digital que nos ayuda, desde el punto de vista de la empresa, a localizar y clasificar las distintas fases por las que viaja el usuario desde que identifica una necesidad hasta que finalmente la satisface.

Antes de “meternos de lleno” en este embudo, nunca mejor dicho. Es importante tener en cuenta algunos conceptos del marketing, que probablemente ya se conozcan, pero nunca está de más recordar para entender mejor el funcionamiento del funnel de conversión.

Searcher persona: En el mundo del marketing se emplean conceptos como user persona, buyer persona o customer persona para describir a un cliente. Pero la traducción de este concepto al ámbito del marketing digital nos lleva al searcher persona, es decir “el modelo ideal de cliente objetivo en el ámbito de su comportamiento de búsqueda”.

buyer persona

Definir y conocer a nuestro searcher es fundamental para entender sus tendencias de búsqueda y guiarle por las fases del embudo hasta llegar a nosotros.

Keywords o palabras clave. Son los términos que una persona introduce en un buscador con el fin de encontrar los resultados para sus consultas.

Nuestra estrategia será anteponernos al searcher persona y saber qué palabras utilizará este en sus búsquedas para incluirlas en nuestro contenido.

SEO: Search Engine Optimization, es decir, optimización para motores de búsqueda. Es el conjunto de técnicas y estrategias que se realizan con las keywords para aparecer orgánicamente en los motores de búsqueda.

Después de definir y asentar estos conceptos, es hora de conocer las fases o etapas del embudo o funnel de conversión.

Etapas del Funnel de Conversión

Estas etapas sirven para ilustrar el camino de un consumidor desde que reconoce una necesidad hasta que llega a nuestra marca.

Es importante desarrollarlas y plantearlas correctamente, ya que el usuario ha de realizar un recorrido ordenado y orgánico.

Por ejemplo, dar por sentado que el consumidor ya nos conoce y que lo primero que haga sea comprar o adquirir nuestro servicio, es un gran error. Este puede sentirse abrumado o directamente percibir nuestra marca con rechazo.

Por eso, como hemos dicho anteriormente, es muy importante conocer muy bien a nuestro posible futuro cliente. Gustos, motivaciones, tendencias…

Identificar estas fases es imprescindible para la correcta elección de las keywords. Ya que estas orientaran y guiarán al searcher persona con su primera búsqueda para, finalmente, realizar la acción y así obtener los objetivos establecidos de la empresa, ya sea realizar una compra, dejar sus datos en un formulario o contactar con nuestra marca.

La correcta elección de las palabras clave para cada fase del funnel de conversión ayudará a un trabajo optimo y eficaz para la finalmente conseguir la fidelización del usuario con nuestra empresa.

Una vez hayamos definido nuestros objetivos y al searcher persona, entran en juego las keywords que tendremos que establecer para cada fase del embudo.

No se utilizarán las mismas palabras clave en las diferentes etapas. Clasificar nuestras keywords en las diferentes fases nos ayudará a obtener resultados orgánicos en los motores de búsqueda.

Etapa 1: Conciencia

Esta etapa pertenece a la fase TOFU (top of funnel) del embudo. En esta, el usuario reconoce su necesidad y procede a hacer las búsquedas pertinentes en internet para satisfacerla. Las búsquedas en esta etapa son genéricas, relacionadas con sus gustos e intereses.

En esta primera fase lo importante es “darse a conocer”, aparecer por primera vez en la conciencia del usuario.

Etapa 2: Consideración

Aquí ya nos adentramos en la fase MOFU (middle of funnel). Una vez que nuestro público ya es consciente de que existimos, quiere comparar distintas opciones y alternativas que, posiblemente, nuestra competencia le pueda ofrecer. En esta etapa su búsqueda será más informacional, ya que el searcher quiere conocer las distintas alternativas y documentar su posible decisión final.

Esta etapa es muy importante, pues debemos elegir bien nuestras palabras clave y posicionarnos ante la competencia

Etapa 3: Selección

Seguimos en la etapa MOFU del funnel, pero aquí, nuestro searcher ya considera nuestra marca como primera opción. Hemos conseguido salir en los primeros resultados.

En esta etapa se utilizará keywords más relacionadas con nuestro negocio, más personalizadas e incluso nuestro nombre para localizarnos rápidamente.

Etapa 4: Fidelización

Ya en la última etapa del funnel de conversión, BOFU (button of funnel), el cliente potencial completará la acción de compra. Entrará directamente en nuestro sitio web cuando quiera solventar su necesidad, pues ya reconoce nuestra marca y la toma como decisión final.

En esta etapa el searcher personal ya es considerado como cliente potencial y leal y siempre que quiera repetir ese objetivo optará por nuestra marca, puesto que ya nos conoce y confía en nosotros.

Como es bien sabido en el mundo del marketing, conseguir nuevos clientes es muy costoso. Por ello, el objetivo final de este embudo es, además de la captación de nuevos clientes potenciales, la fidelización.

Esta es una de las muchas herramientas que nos ofrece el marketing para alcanzar los objetivos de tu empresa. Guiar al usuario por nuestro “camino de migas”, en este caso de palabras, para conseguir fidelización y posicionamiento de marca.

¿Te gustaría poner en práctica esta estrategia para el posicionamiento orgánico de tu negocio? En Mglobal te brindamos todas las herramientas que necesites para llevarla a cabo. ¡Contacta con nosotros!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba