Evolución del Retail y la distribución comercial

El término inglés, Retail, se utiliza para referirse al comercio al por menor. No obstante, hay que tener en cuenta que engloba mucho más que eso.

En el sector del Retail podemos encontrar empresas de distinta índole, desde supermercados a tiendas de moda exclusivas o grandes superficies como Centros Comerciales.

Etapas del sector Retail en España

Son varias las etapas que marcan la historia del sector Retail en España y que a continuación iremos desglosando.

Distribución masiva

Si hablamos de etapas en el sector del Retail en España, una de las primeras puede ser la referente a los años 60 y 70.

La base de todo el sistema de distribución comercial eran las pequeñas tiendas de ultramarinos o de coloniales que vendían diversos productos alimenticios.

Lanzamiento del sector Retail

Pocos años después, entre los años 80 y 90 este tipo de establecimiento, los ultramarinos, sufre una importante innovación, el autoservicio, convirtiéndose así en lo que hoy en día conocemos como supermercado o hipermercado.

En ellos, se podían encontrar, además de productos alimenticios, artículos de higiene, perfumería y limpieza, incluso ropa.

Además, hay otro hito en esta época muy importante que es la introducción de la publicidad en la estrategia de este tipo de establecimientos.

Aunque la era digital aún estaba por llegar, empezaban a utilizarse las promociones en papel o códigos de descuentos, así como promociones in situ que fomentaban las ventas.

Mayores estructuras comerciales

A partir de entonces, comienza una nueva etapa en el sector de la distribución española, la de los Centros Comerciales y el sistema de franquicias. Una revolución que originó otro gran cambio.

En el caso de los Centros Comerciales, se pueden encontrar a lo largo de toda su superficie tiendas de todos los sectores.

Además, se puede disfrutar en él de zonas de ocio, incluso cines y restauración. Todas estas empresas son claves en el sector Retail, que va innovando y modificándose año a año.

En cuanto a las franquicias, se tratan de acuerdos entre dos partes en la que una cede los derechos de explotación de una marca a otra que se encargará de su gestión.

De esta manera, se ha podido ver como ciertas marcas ampliaban su expansión por todo el territorio español, incluso internacional, sin ser gestoras de todas sus tiendas.

En cuanto al marketing que se aplica en esta época, podemos incluir tanto el marketing más tradicional tal y como veíamos en la etapa anterior, como el marketing digital.

Las empresas empiezan a innovar y adaptarse a las nuevas tecnologías. Es el boom de las páginas webs, donde las empresas lanzan promociones, muestran sus productos o servicios, etc.

Además, se explotan las redes sociales donde poco a poco se empiezan a ver perfiles profesionales.

Revolución tecnológica

La última gran revolución, llega de la mano de la tecnología. No sólo referido al tan conocido e-commerce, sino también al día a día de las tiendas físicas.

La tecnología ha hecho que la manera de distribuir la mercancía dentro de las propias tiendas de la marca varíe.

Los suministros de mercancía ya no son decisión del encargado de almacén, sino de los propios sistemas informáticos, basándose en sus estrategias de marketing y estadísticas referentes a lo que la gente compra.

De esta manera, los stocks varían de una tienda a otra, pues dependiendo de varios factores, como los descritos anteriormente, se suministran unos u otros productos.

En cuanto al e-commerce, puede ser el gran elemento innovador del sector Retail.

Con este método, la compraventa de bienes se realiza desde una plataforma digital, ya sea a través de un ordenador, tablet o smartphone.

En esta etapa que se vive en la actualidad, la inversión de tiempo y dinero en marketing digital es imprescindible.

Hasta la tienda de barrio más pequeña debe invertir dentro de sus capacidades todo lo posible en actualizarse en este sentido. Las grandes marcas, trabajan día a día para reinventarse en este sentido.

Hoy en día ya podemos obtener una sugerencia de dónde comer, mientras usamos Google Maps, por ejemplo, basada en nuestras experiencias anteriores.

Principales factores de cambio en el Retail

Son varios los factores que juegan su papel para que el sector de la distribución varíe. Alguno de ellos son los que explicamos a continuación:

Tecnología

Como ya hemos mencionado anteriormente, la tecnología ha supuesto un cambio muy grande e importante para el sector Retail.

Desde el modelo de suministro a la tienda física hasta el canal de venta se han visto afectados por la inclusión de la tecnología en este sector.

Sistema Jurídico

Desde que se abrió la primera tienda de ultramarinos, la legislación ha ido variando en varios aspectos como, por ejemplo, la apertura de tiendas en festivos o límites de horario para los trabajadores.

Economía

La economía es otro de los grandes pilares en cualquier cambio. De ella depende la cantidad de dinero que se pueda destinar a realizar las compras de cualquier tipo.

Pero no sólo eso, cualquier empresa que cuente con un buen departamento de marketing, debe de estudiar el nivel de Renta Disponible de los potenciales clientes y no los ingresos de los mismos.

De esta manera, se podrá conocer a qué grupo de la sociedad dirigirá su campaña de publicidad y qué mensaje trasmitir.

Existen empresas que compiten en precios, por lo que su mensaje versará bajo la frase “Los precios más bajos”.

En cambio, otras compiten en calidad. Lo que querrán trasmitir en sus campañas de marketing no será la competitividad en precios, si no “Somos los mejores”.

Estructura Social

Podríamos situarlo como la base de cualquier cambio. Uno de los más grandes que sufrió la distribución comercial en España fue la incorporación de la mujer al mercado laboral.

Con el papel de mujer trabajadora, la necesidad de tener todos los productos en un mismo lugar con el fin de ahorrar tiempo, propició la aparición de los primeros supermercados.

Detrás de cada cambio social hay un cambio de necesidades al que cualquier empresa debe poder adaptarse. De otro modo, es posible que sean “expulsados” del comercio.

Un ejemplo de esto pueden ser los envases de los productos. El modelo de unidad familiar está variando mucho.

Por ello, los envases no pueden estar pensados para familias de varios miembros, sino que se destinen recursos a elaborar envases para solteros, por ejemplo.

Innovaciones

Tal y como hemos ido explicando a lo largo del artículo, es imprescindible para cualquier marca que no quiere morir, adaptarse a los cambios.

La sociedad evoluciona, se adapta a las innovaciones que van surgiendo y los directivos de las empresas deben hacer lo propio.

Es por ello, que cualquier marca debe estudiar ahora más que nunca a su competencia nacional e internacional para poder prever los cambios y estar preparada para ello.

Por ejemplo, si una de las tendencias a futuros es la compra a través de pre-listas que estarán basadas en el histórico de la experiencia del usuario, los departamentos de marketing de las empresas deberán estar al día para el momento de su implementación.

Para ello, se necesitará una buena campaña que muestre a la población quién es el más innovador y el que mejor servicio oferta.