¡Comparte!

La demanda de servicios de agencia SEO ha crecido en los últimos años. Este fenómeno se debe al hecho de que las empresas y los profesionales que trabajan por cuenta propia cada vez son más conscientes de lo importante que es tener una buena presencia online.

A día de hoy, un negocio que no cuente con una página web es prácticamente como si no existiera. Pero no basta con tener un sitio online. Éste debe ser fácil de encontrar para el público que podría estar interesado en los productos o servicios que ofrece la marca que está detrás de ese espacio. Es ahí cuando entra en juego la importancia del SEO.

¿Qué es el SEO y por qué es tan importante?

Search Engine Optimization (SEO) es el nombre que reciben el conjunto de buenas prácticas que son capaces de conseguir que los robots de los buscadores consideren que están ante una página de calidad. Tan buena, que merece estar entre los primeros resultados que se les muestran a los internautas cuando estos buscan unas determinadas palabras.

Cualquier usuario puede comprobar que no le aparecen los mismos resultados si busca “restaurante en Madrid centro” que si busca “restaurante barato en Madrid centro”. Lo que ocasiona esa alteración en los resultados es precisamente el Search Engine Optimization.

La importancia del posicionamiento en buscadores

El SEO contribuye a mejorar el posicionamiento orgánico. Esa posición privilegiada que una página ostenta y que permite que un usuario pueda localizarla rápidamente cuando realiza una búsqueda.

Ese lugar privilegiado es la primera página de Google (u otro motor de búsqueda), y dentro de ella estar entre los tres primeros resultados, sin necesidad de hacer uso de una campaña SEM (publicidad pagada en buscadores).

La razón por la que empresas y profesionales quieren lograr un buen posicionamiento en buscadores es sencilla: el comportamiento de los usuarios. Nos hemos acostumbrado a que con las nuevas tecnologías tenemos la información que necesitamos al alcance de la mano, y no somos pacientes cuando no es así.

Las webs posicionadas en los tres primeros puestos de la primera página de Google se llevan un 70 % de las visitas. El resto se reparten entre las webs que aparecen en esa misma página, pero en puestos más bajos. Es muy residual el número de personas que siguen buscando y visitan la segunda o ulteriores páginas de Google. Si el usuario no encuentra lo que busca entre los primeros resultados, lo más probable es que pruebe suerte haciendo otro tipo de búsqueda.

Este comportamiento por parte de los internautas afecta directamente a empresas y profesionales, que son conscientes de que deben estar lo más arriba posible si quieren captar visitas. Cuanto mejor sea el puesto ostentado dentro del ranking de resultados de búsqueda, más visibilidad y más tráfico cualificado, lo que a su vez se traduce en más conversiones.

Una forma sencilla de resumir todo esto es la siguiente: el SEO incrementa las posibilidades de convertir clientes potenciales en clientes reales, porque a través de él se puede llevar al público a la web de la empresa.

El SEO como estrategia de marketing

Las tácticas de Search Engine Optimization tienen una influencia directa en el posicionamiento natural de una web. Esto ha llevado a considerar el SEO como una de las herramientas de marketing más importantes que se pueden encontrar en la actualidad. Además, no es una forma cualquiera de darse a conocer, es inbound marketing.

La razón de ser de su popularidad es que tiene un gran retorno de la inversión (ROI). Es cierto que contratar a una agencia SEO tiene un coste, pero se trata más bien de una inversión. Porque el trabajo de los profesionales consigue que a la web llegue más tráfico cualificado y con él se multiplican las conversiones. Esto implica que, por cada euro invertido, se acaba ganando mucho más.

Se trata de una inversión rentable tanto a medio como a largo plazo. Y es que un buen posicionamiento orgánico puede sostenerse a lo largo del tiempo si se sigue trabajando para mantener la página en óptimas condiciones. Así, se logra que sea perfecta tanto a ojos de Google como de los propios usuarios.

Mientras que una campaña SEM solo da lugar a un aumento del tráfico cuando está en marcha (mientras se está pagando por la publicidad), una buena estrategia de SEO puede dar frutos que se pueden mantener durante años.

Posicionamiento SEO en Google y Bing

Factores más relevantes para mejorar el posicionamiento en buscadores

Los robots de los buscadores revisan las webs de forma continua para valorar su contenido y posicionarlas. En el caso concreto de Google, su bot llega a valorar más de 200 señales diferentes.

Son esos campos que se sabe que atraen la atención de los robots de los buscadores, los que hay que mejorar para avanzar puestos en el ranking de resultados. De todos ellos, los factores cruciales son tres.

Contenido

Contar con contenido suficiente y de calidad es el primer ladrillo que hay que poner en una web para lograr un buen posicionamiento. Es ese contenido el que va a decirle al buscador de qué trata la página y cuáles son los temas más importantes dentro de la misma.

A la hora de crear el contenido, hay que tener muy en cuenta las palabras clave. Son esos términos que utilizan los usuarios para hacer búsquedas. Aquí hay algunos ejemplos:

  • Fisioterapeuta en Elche.
  • Mejor móvil de 2022.
  • Pintor económico en Cáceres.

Antes de empezar a redactar, es necesario hacer un estudio de palabras clave para saber cuáles resultaría interesante posicionar. Por ejemplo, si se trata de un restaurante, podría trabajar su contenido en base a términos de búsqueda como:

  • Restaurante barato en Madrid.
  • Restaurante en La Latina.
  • Restaurante vegano.
  • Restaurante con terraza.

Se trata de términos que podría buscar cualquier persona interesada en localizar un restaurante en una determinada zona de Madrid. Al posicionar estas palabras, el negocio tiene más posibilidades de atraer clientes que si simplemente intenta alcanzar la primera página de resultados en base a términos de búsqueda más vagos como “restaurante” o “platos veganos”.

Las palabras clave son esenciales para desarrollar el contenido en base a ellas. Pero no hay que olvidar que lo que se busca realmente es captar el interés de bots de los buscadores y, después, de los usuarios. Esto implica que el contenido creado debe ser siempre relevante y útil. Que sea capaz de responder a la intención de búsqueda del usuario.

La importancia de un blog corporativo para tu empresa

Experiencia del usuario

La User Experience o UX hace referencia a cómo de cómodo se siente un usuario cuando visita una web. ¿Puede encontrar fácilmente lo que busca? ¿El contenido le resulta interesante? ¿Puede navegar por la web sin “perderse”?

Si la UX no es buena, el visitante permanecerá poco tiempo en la web, haciendo aumentar la tasa de rebote de la misma. Si una página tiene una tasa de rebote anormalmente alta, este factor le está indicando a Google que los visitantes no están cómodos con el contenido. Es decir, que no satisface todo lo bien que debería su intención de búsqueda. En consecuencia, no se merece un buen posicionamiento.

Al mejorar la experiencia del usuario, gracias a una agencia SEO, se consigue que el mismo pase más tiempo en la página. Esto hace bajar la tasa de rebote y le demuestra a Google que la web es buena a la hora de satisfacer las expectativas de los internautas, lo que le lleva a mejorar su posicionamiento orgánico. Por otro lado, si el visitante se siente cómodo en la página y pasa más tiempo en ella, existen más posibilidades de que acabe llevando a cabo una conversión, ya sea en forma de lead (dejando una vía de contacto) o incluso haciendo una compra.

Es posible que en una primera visita no se produzca la conversión pero, si la UX ha sido buena, existen muchas posibilidades de que el usuario vuelva en el futuro. Por tanto, una buena experiencia del usuario ayuda a la fidelización.

Y todo esto se puede conseguir a través de técnicas de SEO como:

  • Contar con un contenido de calidad.
  • Estructurar bien la información dentro de la página.
  • Combinar el texto con contenido audiovisual.
  • Crear menús que faciliten la navegación.

Rendimiento de la web

El tercer factor clave para un buen posicionamiento SEO es el rendimiento de la página web, muy especialmente, su velocidad de carga. Hoy en día, los usuarios no tienen paciencia: si una página tarda más de cinco segundos en cargarse, salen de ella y se van a otra.

Esto aumenta la tasa de rebote, lo que lleva a la situación que hemos expuesto antes. Google considerará que la web no es tan buena como creía y le hará perder puestos dentro de su particular ranking. Una de las técnicas SEO más importantes para mejorar el rendimiento consiste en reducir el peso de las imágenes que se suben a la página.

Dentro del rendimiento también hay otros aspectos importantes como la usabilidad móvil. Hoy en día, lo más inteligente es hacer primero el diseño de la web para que se adapte a la pantalla de los dispositivos móviles, y luego ajustarla para pantallas más grandes. En esto, el SEO también juega un papel importante, porque la información no se estructura igual cuando el espacio en el que se muestra tiene diferentes tamaños.

¿Pasaría tu web de empresa la ITV? Descúbrelo aquí

La importancia de la estrategia y de contar con una agencia SEO

El SEO es una disciplina compleja que abarca una gran cantidad de tareas diferentes que son muy difíciles de abordar para alguien que no tiene experiencia en este campo. Por otro lado, no se pueden conseguir buenos resultados si no se cuenta con una estrategia previamente definida.

Lo que hace una agencia especializada es analizar cuál es el punto de partida para ver dónde está la marca en materia de posicionamiento y dónde quiere llegar. En base a la información obtenida, diseña una estrategia que engloba las diferentes acciones que hay que llevar a cabo y el timing de las mismas.

La creación de una estrategia de Search Engine Optimization implica pasar por los siguientes pasos:

  1. Crear un buyer persona acorde con el tipo de negocio de que se trate.
  2. Encontrar las palabras clave más interesantes para posicionar.
  3. Analizar a la competencia y ver cómo está posicionada.
  4. Seleccionar bien las imágenes y optimizarlas.
  5. Trabajar aspectos como la meta descripción y los links.
  6. Revisar todos los enlaces y arreglar los que estén rotos.
  7. Crear una arquitectura interna de enlaces para que, tanto los bots como los usuarios, puedan pasar fácilmente de un contenido a otro relacionado.
  8. Crear un contenido de calidad y relevante.
  9. Establecer los parámetros a medir para evaluar el éxito de la estrategia.
  10. Revisar y mejorar todo lo que sea necesario de forma periódica.

¿Por qué elegir una agencia SEO?

Dejar el trabajo de SEO en manos de especialistas consigue que el ROI sea todavía mayor gracias a los buenos resultados obtenidos. Pero tiene otras ventajas importantes.

Tráfico orgánico de calidad

Los expertos de una agencia SEO saben qué palabras es mejor posicionar para cada negocio, lo que da lugar a un incremento del tráfico orgánico de calidad. Es decir, visitantes que de verdad pueden estar interesados en comprar los productos o servicios ofrecidos por la empresa.

Contar con profesionales especializados

El SEO es complejo y los parámetros que tiene Google en cuenta para posicionar van cambiando con el tiempo. La mejor forma de que el trabajo de posicionamiento no se quede desactualizado es dejarlo en manos de expertos que están siempre al tanto de las novedades.

Se recibe un servicio completo

Redacción de contenidos, optimización de las imágenes, diseño de la web… El servicio de una agencia especializada en SEO cubre todos aquellos aspectos que, de una forma u otra, puedan influir en el posicionamiento.

White hat SEO

Querer conseguir resultados rápidos puede llevar a utilizar técnicas de posicionamiento que no son acordes con lo que a Google le gusta (Black hat SEO), lo que puede dar lugar a penalizaciones. Por el contrario, contar con expertos garantiza que todas las técnicas empleadas son “limpias” y los resultados se mantendrán en el tiempo.

Una agencia SEO supone para las empresas y profesionales un gran ahorro de tiempo a la hora de posicionar su página web, y también un importante ahorro en cuanto a preocupaciones. Contar con los servicios de profesionales expertos en esta materia es siempre una buena inversión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba