Lo habíamos visto casi todo en publicidad de coches, pero TBWA lo supera por aire, tierra y mar.