Si los goles son el cumplimiento de nuestros objetivos de marca y el juego nuestras estrategias para conseguirlos, está claro que lo importante son los goles. Los goles son los que “nos pueden permitir cambiar el mundo”.

Pero igualmente cierto es que para conseguir marcar goles y más importante aún ganar el partido, es muy importante jugar bien (estrategia), adaptándolo a los jugadores disponibles (nuestros recursos).