marketing sensorialLa estimulación de los sentidos ha estado siempre en el centro de toda acción de marketing. En los últimos meses han sido numerosas las campañas de marketing sensorial a partir de fragancias creadas para un cliente o producto en particular.

La agencia de publicidad Bassat Ogilvy es la responsable de la creatividad de una campaña que pretende reactivar la compra de vehículos de ocasión de la marca Ford en España a través de las sensaciones del olfato. Con ella la marca pretende conseguir el mismo entusiasmo de los clientes al entrar en un coche usado que el que tienen en uno nuevo, es decir ser el primero que lo utiliza.

Quizás este tipo de iniciativas no gusten mucho a los detractores del neuromarketing por entender que se busca la confusión del consumidor y que estamos haciéndole creer que se está comprando un coche nuevo, ¿pero quién no ha pensado muchas veces que sería genial que el olor con el que vienen de fábrica se mantuviese durante toda su vida útil?