Esta mañana hablaba con una persona sobre lo que significaba innovar, si era necesario “descubrir la pólvora” cada día, o se trata de una actitud continuada de hacer algo diferente en cualquiera de los ámbitos o procesos de la empresa y que contribuya a la mejora de alguno de los procesos de nuestra organización.

Es cierto que el propio término innovación es definido en el Diccionario de la Real Academia Española como la “creación o modificación de un producto, y su introducción en un mercado”, pero no lo es menos que para llegar a ese resultado final se necesita de un largo proceso de investigación, gestión, estudios de mercado, prototipado, ensayos, estrategias de marketing, planes comerciales, etc.

Y es en cada uno de esos procesos donde se puede producir el elemento diferencial que nos acerque al éxito respecto a nuestros competidores.

Uno de los sectores que siempre se ha caracterizado por el desarrollo de habilidades de innovación ha sido el de automoción, el cual ha sido capaz de orientar su cultura empresarial hacia la innovación. Buena prueba de ello es este vídeo de la marca Honda