La llegada de los medios sociales ha supuesto que el Marketing de contenidos o Content Marketing consiguiese una mayor importancia como elemento de posicionamiento de una marca en la mente del consumidor, pero a diferencia de lo que sucedía hace años, hoy se nos ofrecen una cantidad de canales mucho más amplia, lo que nos permite desarrollar una estrategia más acorde con nuestras necesidades y con los recursos económicos de los que podamos disponer

El cambio principal se produce de un lado en el volumen de contenidos necesarios para cubrir todos esos nuevos canales, y en segundo lugar en la volatilidad y vida efímera de esos contenidos que rápidamente son devorados en los nuevos canales.

Lo más positivo del marketing de contenidos es la ventaja que supone la posibilidad de segmentar el mercado hasta focalizar nuestra acción en cada uno de los nichos objetivo, y la mejora en las posibilidades de atraer la atención e implicación de los consumidores sobre la marca, a través de una serie de técnicas y actividades de generación, distribución y publicación de contenido de valor.

En el marketing de contenidos, lo ideal es que las empresas generen su propio contenido sin la necesidad de invertir grandes cantidades de dinero, pero asumiendo la realidad de que no será tampoco una estrategia gratuita como algunos pretenden hacer creer.

Las marcas desde hace más de 100 años utilizan el marketing de contenidos como elemento de diferenciación en la forma de llegar a los consumidores respecto a los competidores para las empresas de cualquier tamaño y cualquier sector.

Herramientas que facilitan la generación, selección y publicación de contenidos

Internet pone a nuestra disposición múltiples herramientas para difundir contenido y contribuir al posicionamiento de nuestra marca: Sitios Web, Blogs, Podcasts, Ebooks, Apps, notas de prensa, etc.

Esa aportación de contenido se puede realizar en la actualidad aprovechando herramientas que facilitan la generación, selección y publicación entre las que podemos destacar las

Vídeo

El contenido en vídeo es muy popular y llama mucho la atención de la gente que busca aprender de un tema en específico y nos permite alcanzar una gran viralidad. Las más populares para compartir son el popular YouTube y Vimeo.

Sin embargo, existen muchas otras opciones de bajo costo o incluso gratuitas que permiten transmitir video en vivo para hacer Webinars o la posibilidad de interactuar con los participantes como son: Ustream
LiveStream,
 Screencast 
, Hangout de Google, que ha sido incorporado a su red social Google+.

Documentos

Actualmente, además de las clásicas editoriales o periódicos, existen muchos otros mecanismos que nos permiten publicar contenidos y distribuirlos de forma masiva, en muy poco tiempo y a unos costes muy bajos. 

Algunas de las principales herramientas para la distribución de documentos son: Slideshare,Scribd,
 Tumblr, 
Reddit, Digg,Stumble o 
Squidoo.

Curación de contenidos

La “Curación de contenido” o “Content curation” consiste en escoger, catalogar y filtrar información elaborada por otros y ya publicada en otros medios sobre un determinado tema.

Este método es utilizado principalmente por aquellas empresas que no tienen la capacidad suficiente para generar sus propios contenidos por falta de tiempo, dinero o recursos humanos.

Estos contenidos normalmente son publicados en las redes sociales como Facebook, Twitter, Pinterest o LinkedIn.

Entre las herramientas que facilitan la labor de curación de contenidos, en su mayoría gratuitas, y algunas por invitación podemos destacar: Scoop.it, 
Lynk.ly o 
Pinboard.