En este artículo descubrirás porqué el Marketing Mobile es hoy tan importante para la estrategia de marketing de tu empresa.

Hace unos años se hablaba de la distinción entre las personas que eran consideradas nativos digitales y los que no. Está distinción cada día se está quedando más y más coja, ya que pese a que existe una diferencia palpable entre las personas que nacieron con un smartphone debajo del brazo y los que no. Pero como siempre se dice “el interés tiene pies”.

Nos referimos a que esa brecha tecnológica no es algo insalvable, todos conocemos ejemplos sorprendentes de personas mayores que están completamente adaptadas a las nuevas tecnologías y no se sienten en ningún momento excluidas. Esta adaptación se produce por la situación en la que nos encontramos y por el interés de algunas personas en no quedarse obsoletas.

A día de hoy un gran número de personas, por no decir la inmensa mayoría tenemos un smartphone y generalmente somos personas muy activas a la hora de utilizar el terminal para nuestras búsquedas y lo que más no interesa para nuestras compras.

Bien es sabido que el índice de compras que se realizas en internet se ha disparado desde soportes móviles. Este crecimiento de la utilización del móvil no solo se limita a un pequeño grupo de personas, sino que como venimos comentando antes, todo el mundo que quiera puede utilizar esta tecnología desde niños y adolescentes a personas adultas. Es interesante resaltar que el grupo que mayor índice de crecimiento en redes sociales como Twitter está en un rango desde los 55 a los 64 años. En otras plataformas como Facebook el segmento de edad es de desde los 45 a los 55 años.

Entre algunas características de la importancia del móvil dentro del mercado es su indiscutible liderazgo en las búsquedas realizadas, ya que un móvil siempre lo tenemos  “a mano” para realizar cualquier tipo de consulta. Otra característica es que hay un mayor predominio de las búsquedas locales que realizan los usuarios, conocimiento que puede resultar muy útil dentro de la estrategia de los negocios a nivel local.

La evolución tecnológica que están sufriendo todos los smartphone es imparable. Como todas las cosas esto tiene su parte buena y su parte mala. Enfocándolo desde el punto de vista del marketing un móvil es un punto de contacto más con el cliente. Además de saber qué tipo de uso le damos las personas a los móviles, el cual generalmente podemos clasificar en cuatro grandes ámbitos que son la búsqueda de información,  las llamadas telefónicas, la comunicación por medio de redes sociales y las fotos.

Al analizar cómo las personas utilizamos el móvil y para qué lo utilizamos, las estrategias de marketing serán más eficientes y efectivas. En este sentido vemos como la segmentación horaria y las opciones de transmedia ayudan a conseguir una mayor vinculación con las personas y desde el punto de vista de la marca a tener una mayor participación, lo que en las métricas se traduce por un mayor índice de audiencia.

La importancia del móvil dentro del el marketing va adquiriendo más peso. Esta afirmación que parece que es sabida por todas las empresas no está siendo llevado a cabo por la gran mayoría. Como venimos hablando el uso del samartphone está creciendo de una forma exponencial y la empresa que no tenga en cuenta este crecimiento y sepa adaptar sus  contenido y las mejoras pertinentes dentro de su web para que las personas tengan una buena experiencia de navegación está perdiendo fuerza frente al resto de empresas que se están adaptando a este nuevo escenario.

Acciones que hoy en día son tan comunes como la compra de un producto o incluso la publicidad, se realizan por medio de dispositivos móviles.  Una buena planificación realizada por una consultoría de marketing, ayudará a la empresa sacarles partido a todos estos hábitos y datos que se pueden extraer del uso de dispositivos móviles.

Así de esta manera vemos como una planificación adecuada a los objetivos de la empresa y planteada por una agencia de marketing, conseguirá resultados positivos en los que se verá una adaptación por parte de la empresa al nuevo contexto.