¿Por qué es especialmente importante el marketing digital en una tienda online?

Más de tres millones de españoles compran con frecuencia en internet, el 52% lo hace cada mes. Es un canal de ventas que las empresas no pueden descuidar por la importancia que supone para su tesorería, de ahí que haya crecido en los últimos años el trabajo de cualquier consultoría de marketing para desarrollar planes de impulso de las ventas en tiendas online. ¿Por dónde comenzar para disponer de tu propia tienda online?

Por el nombre y el dominio. Lo más oportuno, si no cuentas con una marca consolidada en internet o una tienda física, es crear un dominio completamente nuevo, un nombre corto y descriptivo que sea fácil de recordar. Debes tratar siempre de incluir buenas palabras clave, en función del sector al que te dediques. Además, ha de tenerse en cuenta que escoger entre un .com y un .es, depende de si se va a vender en España o también en el extranjero.

Por otro lado, es necesario un hosting de confianza, pues será el lugar físico donde se instalará la tienda. Si el servidor sufre frecuentes averías o la velocidad es muy lenta, la tienda online podría sufrir problemas.

Si no tienes que añadir ni modificar el producto, es decir, si eres únicamente un intermediario, es interesante que el mayorista o distribuidor que elijas pueda enviar los productos a tus clientes sin pasar por tu tienda física. Es una gran ventaja para abaratar costes de logística y distribución, aspectos que son muy relevantes en el comercio electrónico porque de estos servicios depende, en gran parte, la satisfacción del cliente.

Y en cuanto a la parte técnica, el diseño, se ha de elegir un buen CMS. Una vez decidido, debes encontrar la plantilla de diseño que le venga mejor a tus productos. Existen distintas empresas que pueden serte útiles en este sentido. Además del diseño, preocúpate de que los textos de los productos sean personalizados, porque con ello consigues una tienda más genuina.

Otra parte fundamental de la tienda online es la forma de pago. Cuantas más plataformas de pago existan, más fácil es que un cliente acabe comprando. Indudablemente es bastante fácil disponer de una pasarela de pago Paypal, aunque cobra unas comisiones bastante altas, pero es oportuno contar con otras, como el contrareembolso, el pago a través de transferencia bancaria o, incluso, intentar conseguir una pasarela de pago de cualquier banco, aunque su tramitación es más complicada si tu empresa es de reciente creación.

Además de la tienda online, es necesario contar con un blog para explicar más detalladamente los productos, publicar artículos de tu sector, dar a conocer tu marca, etc. En definitiva, para atraer tráfico a tu tienda online.

Finalmente, hay que poner en marcha las estrategias de marketing. Es fundamental hacer campañas de publicidad para dar a conocer tu tienda online aunque ya dispongas de tienda física, pues en muchos casos tus clientes procederán de puntos geográficos lejanos y probablemente no te conocían antes. Si no cuentas con una marca reconocida, tu trabajo más importante será darla a conocer.

Evidentemente, cualquier agencia de marketing que estudie cómo planificar el marketing digital de una tienda online tendrá en cuenta las redes sociales, pues el trabajo de una buena agencia social media puede atraer mucho tráfico y, por tanto, ventas. Es decir, es necesario apostar por campañas en internet en general y en redes sociales en particular.

En conclusión, si hasta ahora solo el 8% de las empresas españolas vendía por Internet, pese a que el 67% de las compras en tiendas físicas proceden de recomendaciones en la red, podemos considerar que existe un importante margen de crecimiento para vender directamente en internet y para que las empresas de marketing dediquen más esfuerzos a atraer tráfico a las tiendas online.