Para implementar estrategias de marketing digital acordes a los objetivos planteados es necesario acotar el target. ¿Cómo lograrlo? Aquí lo mostramos.

Los que nos dedicamos al marketing digital sabemos que Internet es el medio más indicado para democratizar que existe; sabemos también que la web genera espacios de colaboración donde los usuarios producen contenido y hay un alto nivel de interacción alrededor de las marcas. Todo esto hace que sea más valioso para el marketing digital y las agencias de marketing conocer y entender bien quiénes son aquellas personas cercanas a nuestros productos y servicios, qué les motiva y qué necesitan que les ofrezcamos en cada momento.

La segmentación es un proceso característico de Internet, pero más importante que el hecho de segmentar es entender qué tipo de relación debemos plantear con cada segmento y cómo mantenerla viva a lo largo del tiempo.

Para implementar estrategias de marketing digital acordes a los objetivos planteados, es muy necesario acotar nuestro target, esos grupos de personas con los que queremos crear relaciones fuertes y duraderas. Hay que tener en cuenta que va a depender de quiénes sean ellos el estilo y el tipo de acciones a diseñar, ya que estas deberán ser hechas pensando en ellos.

En pocas palabras, definir a tu  target te permitirá más efectividad en comunicación, una mejora en el posicionamiento de tu marca en el mercado y la posibilidad de llegar a tu público con campañas más concretas, ya que sabrás exactamente en qué acciones debes invertir, dónde y  en qué momento.

¿Cómo lograrlo?

Para empezar, es importante entender la realidad del negocio. ¿Se trata de una marca naciente o ya estamos bien establecidos físicamente en un espacio concreto? ¿Tenemos un local de venta al público en el barrio, somos una tienda en línea o somos una industria? Este tipo de preguntas podrán ayudar a definir el ámbito geográfico de tu público.

Por otro lado, para algunos productos es fácil definir si son consumidos por hombres o por mujeres, pero en algunos casos puede ser necesario para esta definición, como para otras tantas como las edades de tu público, utilizar herramientas de sondeo. Internet pone a tu servicio numerosas plataformas creadas para ello: encuestas en línea, formularios amigables que puedes utilizar para conocer algo más de tu público, técnicas de e mail marketing que ayudan a ir afinando poco a poco la segmentación, espacios de consulta de tendencias, foros, etc. Internet abre las puertas a este conocimiento profundo del consumidor y las empresas de marketing digital están ahí para ofrecer esta valiosa información a los anunciantes.

En la consultoría de marketing y en la agencia de social media conocemos el comportamiento de los usuarios en Internet. Este conocimiento, fruto de la experiencia y la actualización constante con datos de estudios nacionales e internacionales de riguroso valor, facilita el encuentro con el público objetivo.  Las redes sociales también aportan información adicional que, una vez estudiada, genera conclusiones de valor para los clientes que desean conocer los insights de sus públicos objetivo. Las herramientas de analítica web aportan también indicadores de tráfico, de consumo de contenidos, de fuentes de tráfico y más, que pueden ser clave para conocer más a esas personas que están detrás de la pantalla buscando algo. Es necesario tener en cuenta esta necesidad y empezar a ponerse manos a la obra en el descubrimiento de los potenciales clientes.

Recuerda siempre que el comprador y el cliente final no tienen por qué ser la misma persona. En algunos casos puede ser más conveniente orientar el producto al comprador y no tanto al cliente final o realizar campañas de marketing digital guiadas a uno o a otro segmento. Descubre tus nichos de mercado y mantén viva la conversación con cada uno, no hay nada mejor para conocer a las personas que la escucha activa.