Spot creado por Ogilvy Chile para Unicef donde un niño está construyendo un traje de Transformer. Después de haber estado trabajando en él durante todo el día, no es realmente para jugar y nos sorprenderá con el uso que hace de él. Muy conmovedor.

El spot forma parte de la campaña “Con violencia no se aprende. Ponte en su lugar”. El eje central de la misma es mostrar la situación que padecen muchos niños y niñas que deben ocultarse de las agresiones físicas o psicológicas de sus padres en vez de jugar con sus amigos.