Twitter ha decidido crear un barómetro para la campaña electoral norteamericana, un índice público de popularidad de los candidatos a la presidencia de Estados Unidos para las elecciones del próximo Noviembre a partir de las reacciones que muestren los afines a los candidatos en sus tweets. Esta apuesta la realiza después de constatar que cada dos días se envían más tweets que durante todo el periodo de las elecciones de 2008.

La medición se realiza analizando los 400 millones de comentarios que registra Twitter cada día y los resultados de los candidatos se actualizan diariamente a las 20:00 horas.

El índice de Twitter se construye en colaboración con el equipo de análisis de datos de Topsy (@Topsy) y dos respetadas firmas de estadística como son: El grupo Mellman (@markmellman) y North Star Opinion Research (@northstaropin). Cada día el Índice evalúa y pesa el sentimiento de los Tweets que mencionan Obama, Romney o sus cuentas. Por ejemplo una puntuación de 73 para un candidato indica que los tweets que contienen su nombre son en promedio más positivos que el 73% de todos los tweets.

Al igual que las nuevas tecnologías como el radar y satélite se unieron al termómetro y al barómetro para dar a los meteorólogos una imagen más completa del pronóstico del tiempo, el Índice pretende unirse a los métodos tradicionales como encuestas y grupos focales para realizar una previsión más exacta de los resultados electorales.

Será un elemento más a valorar diariamente por los estados mayores de ambos partidos así como por los analistas políticos al igual que ocurre con los índices de popularidad que publica Gallup con la opinión de los ciudadanos sobre diferentes temas, el informe diario sobre popularidad de los candidatos que diariamente ofrece RealClearPolitics o los barómetros propios.
La ventaja de este índice puede ser la sinceridad de los usuarios que pueden confiar más en la red social a la hora de dar sus opiniones que ante los miles de encuestadores que desarrollan su trabajo diariamente.

Por el contrario el inconveniente del Índice es que refleja un sentimiento global, que no tiene por qué coincidir con el que tenga la sociedad norteamericana como ya quedó reflejado en anteriores ocasiones.

Sorprende que sea la propia red social quien se ponga al frente de este proyecto, sobre todo teniendo en cuenta que existen multitud de empresas que precisamente se dedican a medir la popularidad y sentimiento de los usuarios hacia las marcas en las redes sociales. Sin duda el 6 de noviembre será una buena oportunidad para conocer la fiabilidad de todas estas mediciones.

Enlaces relacionados:

Entradas relacionadas en el blog: